costa del sol golf club

Al ojo inexperto un club de golf Costa del Sol (Costa del Sol golf club) o de cualquier otro lugar, puede parecerle un hermoso pero caótico paisaje, en el que ninguna ruta se repite y no existen medidas específicas de construcción. Sin embargo, a quien conoce un poco del tema, distinguir las diferentes áreas del campo le es extremadamente sencillo, ya que, las pautas resultan fáciles de entender.

Tomemos como punto de inicio el llamado tee de salida, que es justamente el área en la cual se efectúa el primer golpe de ese hoyo en particular. De forma ideal, desde allí la bola llega a la calle, el camino a seguir para alcanzar la meta. El césped aquí está bien cortado, estableciendo el estándar promedio de dificultad.

En cambio, si el tiro sale errado, es probable que se termine en el rough. Esta es la zona que rodea y delimita las rutas y donde la hierba es más larga, silvestre y no tan primorosamente mantenida. En consecuencia, se hace difícil lograr un buen swing, porque los mismos pierden potencia y distancia.

El objetivo es meter la pelota en el agujero con el menor número de golpes posibles  

El hoyo, a su vez, se encuentra en la zona del green, cuya alfombra de vegetación es la más delicada. Los jugadores participan activamente en su cuidado después de cada swing. Aunque estos son los principales, asimismo es posible encontrar pequeñas bandas de grama llamadas semi-rough y semi-green, un límite estético extra de las áreas que llevan el nombre correspondiente.

Finalmente, tenemos los elementos más icónicos del paisaje:

  • Trampas de arena: además de hacer interesantes los recorridos, en ocasiones sirven de protección al green.
  • Obstáculos de agua: cumplen una función ornamental en los bordes del terreno. También pueden aparecer dentro del mismo, aumentando la dificultad y exigiendo creatividad para rodearlos o cruzarlos. Están constituidos por ríos, lagos y estanques.

Se ve entonces que, un campo de golf, es una hermosa obra de diseño humano que usa la naturaleza como materia prima de composición. De tal modo que, cada experiencia de juego se vuelve única, sin importar cuantas veces se visite y disfrute.

 

Leave a reply